lunes, 4 de abril de 2016

Cual colibrì herido 15.04.09

Marchitará la hoja deshojada por la terrible ventolera norteña. La noche dibuja mis ojos, Ojos hartos de llorar. Un quejido doloroso se oye tronar, cuando un simple colibrí confundido, al mar cae por la tempestad. El agua no es un buen lugar para un pájaro tan locuaz. Curará la herida la tierra seca, pajarillo volverás a volar... No vuelvas a confiar en las especies del mar.

jueves, 31 de marzo de 2016

Odín

Ella suspiraba mientras la nube contagiosa de felicidad llenaba sus huecos vacíos.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Los cuatro elementos

A veces me siento tan pequeña e insignificante que me creo inexistente. Me gustaría ser la brisa marina que con su olor acaricia el vivo mundo. Pero no soy viento. Me gustaría ser la sonora lluvia que con su musicalidad armoniza el mundo. Pero no soy agua. M e gustaría ser la calurosa hoguera que con sus colores aviva los corazones de este mundo. Pero no soy fuego. Me gustaría ser el duro suelo, fértil y constante que ama este piadoso mundo. Pero no soy tierra. No soy más que una minúscula partícula que vaga por el infinito espacio, queriendo ser sin poder ser más que eso, un puntito insignificante en la inmensa eternidad.

jueves, 18 de julio de 2013

Optimismo

Resurgiré como ave fenix...
sin ceniza, sin fuego, sin eternidad,
pero con garra, con ansias, con alma...
Resurgiré como hicieron otros,
como quisieron otros, como lograron otros...
Resurgiré hoy, mañana y al otro.
Resurgiré, renaceré, me reconvertiré,
seré esa que siempre quise ser.
Resurgiré por ti, amado reflejo,
no desvanezcas, ahora no, queda poco...
Siente la brevedad del ser...

viernes, 12 de julio de 2013

A mis pies

Las agujas llegan a las rodillas,
aprieto el duro roble, 
aún así, noto las cosquillas.
Despierten,
necesito andar.

sábado, 19 de enero de 2013

Silencio

La noche temblorosa
susurra en mi oído
 palabras de oruga
 en plena metamorfosis.
La luna aulla
al despistado lobo,
mientras, mis manos
relatan canciones del mar.
En la muda medianoche,
 los grillos silenciosos
buscan sus alas para cantar,
pero ya mis ojos
 no quieren ser manos,
ni mis manos quieren contar.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Exilio interior

                                                          Foto NatalieColibri

Mis manos ya no me pertenecen.
 Mis ojos tampoco.
 Cuando me exilié de tu boca,
 sin saberlo,
 mi exilio interior comenzó.
Ya mis ojos no me pertenecen,
ni mis manos.
 Ya no oigo más que banalidades.
 Mis pies no quieren caminar.
 Sólo puedo quedarme aquí,
 esperando la primavera,
 a ver si con ella,
 mi otra vida
comienza en mí.